Inversión

¿Una contingencia favorable? Tiempo de invertir en bienes raíces

Si bien la más reciente pandemia puso en jaque a diversos negocios y mercados, por otro lado trajo sendas oportunidades para diversos ámbitos productivos. Para quienes buscan en el mercado de bienes raíces, este es el momento.

30/9/2020

Uno de los efectos inmediatos que trajo consigo la más reciente contingencia ambiental y sus respectivos estragos financieros fue el de una desaceleración en el consumo; ante la incertidumbre y la cautela, las personas han dejado de gastar y comprar como habitualmente lo venían haciendo, no sólo en México sino en todo el mundo. Esto trajo toda una serie de tomas de ganancias, pérdidas y diversificaciones en diversos sectores de negocio, financiero y bursátiles. 

 

Sin embargo, este escenario también ha traído consigo ciertas tendencias que, por añadidura, representan ganancias para otros. El e-marketing, las farmacéuticas, productos de cuidado personal y de limpieza, han inyectado nuevos bríos a las marcas y empresas asociadas que cotizan en bolsa. 

 

En los mercados han ocurrido diversas cosas, desde la caída internacional en los precios del petróleo e incluso el desplome de las principales acciones e índices mundiales, escenario ante el cual los brokers e inversionistas buscan cubrir su cartera, haciendo que los instrumentos de refugio seguro como el oro hayan aumentado. 

 

Entre estas tendencias y escenarios, el mercado de bienes raíces se ha posicionado como un activo de alto valor para invertir, en tanto los movimientos han provocado un aumento sensible en la oferta y en el reposicionamiento de lugares convenientes para vivir, sobre todo en aquellos proyectos de corte premium, que engloban una oferta integral, de vanguardia, en donde la ubicación y la accesibilidad privilegiada también potencian amenidades, áreas de esparcimiento por arriba del promedio, además de espaciosos departamentos, seguridad de doble blindaje y tecnología de reciente generación.

 

Estas oportunidades conllevan un beneficio doble. Por un lado representan una oportunidad invaluable, encontrando ofertas verdaderamente notables que se materializan en hacerse de una propiedad, y por el otro proyectando una robusta ganancia a futuro, en tanto este tipo de propiedades tendrá una apreciación segura, que con el tiempo y su debido mantenimiento sólo irá en aumento, dándonos la oportunidad de rentar o vender el día de mañana. 

 

Y si bien al inicio de la pandemia, invertir en medio de la pandemia parecía algo casi contradictorio, la realidad es que la baja en las tasas de interés y las condiciones flexibles de los bancos han hecho de los bienes raíces una opción sumamente rentable para obtener rendimientos a futuro.


De acuerdo con casas de bolsa y analistas financieros, las propiedades que se adquieran ahora tendrán en promedio una plusvalía de 17%, debido al efecto del tipo de cambio monetario, misma que sería de 3% si no hubiera ocurrido la pandemia, la cual ha provocado un acelere entre la digitalización y el despunte del comercio electrónico, proyectando las casas, departamentos y desarrollos inmobiliarios como un activo sumamente valioso, conveniente y benéfico. 


Pese a los claroscuros de la pandemia, hoy es un buen momento de invertir en bienes raíces, lo cual no nos endeca prestar atención a indicadores vitales a monitorear, tales como el tipo de cambio, la inflación, tasa de interés y métricas de riesgo, lo cual nos permitirá ver y delinear escenarios relevantes y posibles de inversión para cada fase de la crisis a corto, mediano y largo plazo.