Inversión

Preventa: el departamento de tus sueños es primero

Al buscar departamentos, emociona conocer los precios de preventa y plusvalías de hasta 25%, pero esto puede llevarte a dolores de cabeza si no tienes toda la información antes de hacer un trato.

8/1/2021

Existe una frase popular que habla sobre la antelación y la puntualidad, en tanto, se dice, ésta es una cortesía propia de reyes, un deber de caballeros y la necesidad de los hombres de negocios. No obstante, más allá de las frases célebres y los acuerdos formales,  anticiparse de forma estratégica suele traernos, la mayoría de las veces, cuantiosos beneficios: el que llega primero, elige; comprar entradas anticipadas del evento, mejor precio y lugar preferencial; pagar a tiempo los servicios, tiempo y libertad de recargos; salir temprano al trabajo, evitar el tránsito y participar por un bono de puntualidad. 


Uno de esos escenarios recurrentes se presenta también en la compra de un departamento en preventa. Al igual que una preventa de boletos para nuestra función o festival favoritos se traduce en un costo preferencial e incluso la opción de elegir mejor lugar, también al comprar una propiedad en preventa nos trae sustanciosos beneficios que hacen la gran diferencia. 


De acuerdo con la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), el año que termina (2019) fue muy benéfico para el sector de bienes raíces en México, con una cifra cercana a los 21 mil 507 millones de dólares (mdd). Si bien alcanzar esta cifra no es una tarea sencilla, esta solvencia se ha alcanzado en buena medida gracias a la venta de propiedades en preventa. 


Sin embargo, no todo mundo está enterado qué implica, qué beneficios hay, pero sobre todo que hay que procurar cuando se compre un departamento en preventa. Toma nota. 


Comprar en preventa trae cuantiosos beneficios a ambas partes, tanto para quien lo adquiere como para quien lo oferta, ya que para este segundo, la preventa le dará una liquidez mayor para solventar la construcción de las propiedades en un tiempo menor. Sin embargo, el beneficiario final es quien ve reflejado esto con mayor claridad, ya que al adquirir un departamento en preventa, se tiene la oportunidad de:


  • Escoger el departamento que deseamos y no el que está disponible, disfrutando preferencias sustanciales como la ubicación, la luz, el piso en el que se encuentra, quizás el más grande o el más apacible, incluso el más bello o el que más te convenga.  


  • Tener un precio preferencial y representar un ahorro preferencial, ya que usualmente, el precio de adquisición es menor al valor del inmueble cuando ya sea la entrega. 


  • El departamento puede tener una plusvalía futura adicional de hasta 25%, dependiendo de la zona y el inmueble. Los expertos nos muestran un ejemplo: si adquirimos un departamento que cuesta, digamos, 6 millones de pesos y tiene una fecha de entrega de 36 meses, se encuentra situado en una zona A, con buen nivel de oferta de inmuebles, que no esté sobre ofertado, ese mismo departamento podría tener un valor de mercado de hasta 1.56 millones, esto sin contar la prosperidad o aumento de valor de la zona en sí mismo, lo cual podría elevarlo mucho más. 


Y si bien comprar cuanto antes sea mejor tanto para aprovechar la mejor oportunidad y para nuestro bolsillo, existen pequeñas prácticas sanas que hay evaluar y considerar antes de comprar en preventa. 


1. Conocer perfectamente al desarrollador, su currículum y verificar que sea una empresa confiable que te entregará en tiempo y forma. Busca registros oficiales y asegúrate bien a quién estás comprando y quién te puede responder ante cualquier eventualidad. 


2. Solicita la información más completa posible: contrato, fechas, cuotas, gastos, plazos, estimados, acabados, eventualidades...toda duda es válida e incide sobre el producto final. 


3. Contempla tus tiempos y flujos de dinero; no por comprar en preventa te vayas a descapitalizar. Cabe mencionar que buena parte de las preventas se hacen con un crédito hipotecario, es por ello que debes asegurarte de tener los medios para liquidar el enganche requerido por la preventa, además de las cuotas crediticias, e incluso gastos adicionales como escrituración o, si existen montos de cancelación, etc.


4. Sé paciente. Un proyecto puede esperar entre 6 a 18 meses para que se concluya, pero el departamento puede demorar hasta 36 meses. Consulta con tu desarrollador para asegurar el tiempo de entrega de acuerdo a contrato y si tienes derecho a compensaciones mensuales.


Variedad, tiempo, espacio, holgura y ahorro son grandes ganchos para comprar en preventa. Si todo está en orden te encontrarás con una oportunidad de oro. Y, dependiendo de la etapa en la que se encuentre la construcción, podrás encontrar atractivos descuentos.