Inversión

¿Eres candidato a la grandeza? Tu casa, más cerca de lo que crees

Poseer un perfil financiero viable y óptimo ya sea para adquirir un departamento, o verlo como una opción de inversión rentable a futuro, es el punto de partida más estratégico.

2/7/2021

¿Eres candidato a la grandeza? Tu casa, más cerca de lo que crees

Poseer un perfil financiero viable y óptimo ya sea para adquirir un departamento, o verlo como una opción de inversión rentable a futuro, es el punto de partida más estratégico. Hay ciertas condiciones y requisitos que tras un diagnóstico certero nos ayudará a saberlo. El departamento ideal que siempre quisimos puede estar más cerca de lo que piensas. 

Y es que pese a nuestras finanzas sanas o la claridad sobre la opción inmobiliaria que podamos tener, el perfil financiero es en realidad el pistoletazo de salida más sólido y puntual para comenzar a trazar el camino hacia nuestro departamento. Y es en este contexto que resulta importante saber que, al ser un activo duradero firme que se aprecia con el tiempo, la preparación financiera para adquirir un inmueble representa un camino que lleva tiempo y que debe ir a paso seguro siempre, eliminando todos los posibles riesgos o eventualidades que se pudieran presentar, por lo que siempre es necesario crear un plan correcto, pero sobre todo aterrizado y a nuestra medida, con metas claras para hacernos de nuestro departamento. 

En este sentido, solvencia es la palabra clave de la estrategia, por lo que tienes que saber que cuando buscas una elegibilidad financiera ante las mejores opciones inmobiliarias a las que te acerca, hay varios factores a tomar en cuenta. Y uno de ellos es saber que puedes pagar tu departamento en el tiempo de forma segura, ya sea con un ahorro previo que nos permite un enganche y avance sustancial para reducir la tasa de interés de los pagos, hasta la evaluación de los montos y plazos de un crédito hipotecario que nos ayude a completar la liquidación del inmueble. 

Para comenzar a forjar nuestra elegibilidad financiera tendrás que demostrar de inicio un buen historial crediticio ante buró de crédito, lo cual dará la certeza de que eres una persona que paga puntualmente y que no tiene deudas ni antecedentes importantes de impago. Esto invariablemente nos llevará a consultar montos aproximados y cálculos hipotéticos que nos darán luz sobre los pagos aproximados, mismos que deberás integrar a tu esquema de ingresos y gastos, para perfilar cuánto tendrás que pagar a lo largo del tiempo. 

Por su parte, el enganche es una variable importante que requiere de tu planeación y esfuerzo previo, ya que al momento de tu decisión de adquisición final, usualmente se tiene que abonar entre el 10 y el 30% del valor total del departamento, a manera de cuota inicial, con la finalidad de que el crédito que solicites sea lo menos grande posible y, por consecuencia tu deuda se vuelva mucho más accesible. Asimismo, no debes olvidar que el enganche para tu casa no lo suelen cubrir los créditos hipotecarios, sino que habitualmente es un esfuerzo que hiciste en el tiempo; de alguna manera es el pilar financiero más fuerte a tu favor para comenzar y facilitarte el resto del camino. 

Comprobar tu solidez económica es importante y será algo que deberá apegarse a la legalidad y el tiempo, ya que las inmobiliarias suelen darle prioridad a los comprobantes de ingresos fijos, lícitos y en congruencia con el costo de la propiedad que se busca. En este sentido, no suelen tomarse en cuenta freelances, ingresos de dudosa procedencia, eventuales o informales. Al ser un patrimonio que incrementará su valor de forma asegurada, todo tiene que ser seguro, confiable y sin fisuras fiscales, financieras o legales de ningún tipo. 

Otro de los elementos que se toma en cuenta al hacer un perfilamiento financiero hipotecario es las fuentes adicionales de pago. Más allá de los salarios y percepciones comprobables, la entidad inmobiliaria suele tomar en cuenta las propiedades o posesiones extra que pudieran quedar en prenda, en caso de haber ausencia de pago. Incluso el dinero que tengas invertido suele ser susceptible de ser una garantía en algunos casos. 

Por su parte, es importante también tomar en cuenta que los créditos hipotecarios suelen complementar los planes y las mejores opciones de compra, en donde los requisitos, con sus ligeras adecuaciones suelen rondar en México una batería similar de puntos a cumplir, en donde destaca: tener más de 25 años, planear tu crédito para que concluya antes de que cumplas 85 años, tener buen historial de crédito, comprobar una antigüedad mínima en tu empleo actual, que depende del valor de la vivienda que desees adquirir, así como contar con un seguro de vida y seguro de posibles daños al inmueble.

Consulta distintas calculadoras de crédito, solo o en pareja,  así como de elegibilidad en internet, acércate a los expertos quienes suelen tener opciones y caminos y revisa las posibles opciones que mejor se ajustan a esa estrategia, condiciones financiera y potencial elegibilidad, para que al final del día lo que tengas sea un plan real con un departamento que quieres, te convenga y esté a la altura de tu estilo de vida. Descubre si eres candidato a la grandeza de vivir en el lugar ideal.