Inversión

Bonos y fondos de ahorro: la mejor vida para tu aguinaldo

Dentro de los llamados instrumentos “clásicos” de inversión, los bonos y fondos son de los más rentables e iniciáticos, si lo que se quiere es sumarlos a la solidez de nuestro patrimonio financiero

28/12/2021

Bonos y fondos de ahorro: la mejor vida para tu aguinaldo

Dentro de los llamados instrumentos “clásicos” de inversión, los bonos y fondos son algunos de los más rentables e iniciáticos, si lo que se quiere es sumarlos a la solidez de nuestro patrimonio financiero, especialmente cuando pensamos darle un mejor destino a fuentes de ingreso adicionales de temporada, como bien lo puede ser nuestro aguinaldo. 

Como fruto de nuestro esfuerzo labrado a lo largo de un año completo de trabajo, el aguinaldo suele destinarse a pago de deudas, viajes, obsequios o remodelaciones de nuestro departamento, entre otros. Sin embargo, y sobre todo para quienes pueden destinar un porcentaje o la totalidad de este ingreso a una apuesta futura, los bonos y fondos de ahorro son de los instrumentos de inversión más confiables, sencillos y rentables para poder diversificar nuestros ingresos y hacer más sólido nuestro panorama patrimonial, en donde tanto nuestro departamento como nuestros bienes más consolidados sólo tenderán a apreciarse en el futuro

Y si bien en el mercado bursátil aún no existe un mecanismo u producto de inversión libre de riesgo al 100%, toda vez que éstos dependen de las fluctuaciones del entorno financiero global, regional y local, lo cierto es que los bonos a plazos cortos y los fondos de ahorro a mediano y largo plazo son una excelente opción para invertir de forma inteligente, especialmente para quienes están iniciando a diversificar sus ingresos y a jugar con un capital tan importante como bien lo puede ser el aguinaldo.

Es por ello que identificar sus mecanismos y cualidades es de vital importancia, al mismo tiempo que acercarse a las opciones más recomendables, comparar y contar con la atención profesional más completa y personalizada para hacer todo el proceso aún más seguro, sencillo y eficaz. 

Para el caso de los bonos, tienes que saber que la mayoría de los inversionistas suelen diversificar sus portafolios con instrumentos en posiciones más seguras como los bonos, también conocidos como inversiones de renta fija, debido en buena medida a que se vuelven a convertir en efectivo dentro de un período de tiempo corto.

¿Qué tan seguros son los bonos? En el mercado, tanto éstos como los fondos de inversión tienen calificaciones estables y por arriba del promedio por parte de calificadoras de riesgo como Moody 's, Standard and Poor's, Fitch Ratings, entre otras. 

Cuando inviertes tu aguinaldo en bonos a corto plazo en un fondo de renta fija, no tienes que preocuparte demasiado por cobrarlos cuando alcanzan su plazo, como ocurre con otras inversiones más riesgosas. De alguna manera, tú mismo manejas ese proceso y reinviertes las ganancias en bonos a corto plazo de mayor calificación, de modo que no sólo siempre tienes el control y monitoreo de tu bonos, sino que puedes ir en un aumento paulatino normal.

¿Y los fondos?

Ahora bien, una de las diferencias con los fondos, es que éstos no funcionan de forma tan independiente como los bonos de corto plazo, sino que entran en un portafolio mayor de un grupo de personas como tú, para que inviertan en conjunto se suman los ahorros, ingresos o, como en tu caso el aguinaldo, y así puedan acceder a mejores oportunidades y rendimientos.

No obstante, también se puede comenzar a dar los primeros pasos dentro de los fondos desde cantidades muy bajas para ir probando. En términos generales, un fondo de inversión se encuentra compuesto por una especie de canasta que incluye acciones con renta variable y bonos de renta fija, generando distintas combinaciones. Un poco más de riesgo pero también mucho más beneficios en el horizonte. 

Al final del día, si te decides por los bonos o las inversiones, es importante estar completamente informado desde cinco aspectos clave: 

1) Cómo funcionan, 

2) Cuáles son las probabilidades de riesgo y ganancias,

3) Cuándo puedes disponer de los frutos de tu inversión, 

4) Cómo te respaldan en caso de una eventualidad o excepción técnica o bursátil.

Asesórate y comienza a experimentar, este año puede estar esperando a que tu aguinaldo se duplique de forma segura. Sácale el mejor provecho a tu operación y fortalece tus objetivos más claros. ¿Qué tal comprar un departamento de alto valor? Hoy es posible.