Lifestyle

5 actividades para hacer mientras consienten a tu mascota

Aprovechar que el desarrollo en donde vives tiene un Pet Spa, es un plus que puede aprovecharse al máximo. Tú y tu mascota merecen lo mejor.

24/11/2020

  Con la evolución de las familias modernas y los espacios habitacionales inteligentes, nuestras mascotas se han ganado un lugar cada vez más especial y protagónico en nuestro día a día, reconfigurando un nuevo rostro de los desarrollos inmobiliarios en donde los animalitos peludos no sólo son aceptados, sino que además son un inquilino más que merece todo el lujo y confort que brindan estos desarrollos. 


En este sentido, Central Park Bosque Real se ha puesto a la vanguardia de los departamentos más propositivos y atractivos del México contemporáneo, en tanto su amplia gama y variedad de amenidades culminan un círculo virtuoso, al que se suman la seguridad, espacialidad y confort en una ubicación privilegiada, conectada con un estilo de vida superior e integral. 


Prueba de lo anterior es la incorporación de una Pet Zone exclusiva, ideal para el paseo, convivencia y esparcimiento de nuestros peludos amigos. Este diseño se encuentra concebido para también representar un alivio de calidad para nuestro valioso tiempo, ya que la integración del Pet Spa potencia otro tipo de actividades para nosotros mientras consienten a nuestra mascota de forma inigualable. 


Así, mientras tu perro recibe un masaje, un baño, un corte de uñas y un momento de dulce tranquilidad enfocada a su felicidad, tú aprovechas mejor el tiempo, con el estilo de vida que te mereces y siempre habías deseado. 


1. Terminar tu rutina de ejercicio. Si bien salir a pasear con nuestra mascota implica también aprovechar el tiempo, al tener la oportunidad de hacer ejercicio y conseguir un tiempo fuera de la rutina, lo cierto es que estar pendientes de nuestra mascota implica irremediablemente ejercicios limitados y una atención compartida. 


En Central Park Bosque Real, mientras lo consienten, puedes terminar esos funcionales, estirarte, incrementar la fuerza y velocidad de forma más libre. Así, cuando nuestro perrito salga oliendo a limpio, nosotros habremos terminado de ejercitar nuestro cuerpo como realmente deseamos, sin la necesidad de programar una salida adicional. 


2. Dispersar tu mente. A veces no lo notamos, pero entre los deberes y la rutina pasamos un tiempo mental lleno de actividades, sin dedicarnos un tiempo para no pensar en nada despiertos, una actividad que también es necesaria y vital para mantener nuestra salud, creatividad y capacidades productivas en óptimas condiciones. 


Sacar a pasear y consentir al perro, de alguna forma, también es una oportunidad para descansar mentalmente, estar con uno mismo y nuestros pensamientos. 

3. Aprovechar tu tiempo productivo. Esa llamada final que no hiciste con tu familia, compañeros de trabajo, socios o clientes, ese último correo que tiene que mandarse en el día o esa revisión final a los pendientes para ya no llevarlos a casa una hora más. Deja la computadora en punto final y atiende tus pendientes de la jornada mientras tu mascota queda más guapa que nunca. 


4. Hacer comunidad. Si sientes que eres el vecino ermitaño porque sencillamente siempre estás ocupado, esta es la oportunidad en la que los lazos con nuestros vecinos se fortalecen. Si te fijas, mientras los cachorros se la pasan bomba en el pet spa, tienes más cosas que compartir con los demás habitantes del desarrollo. Esto te brindará confianza y te ayudará a crear una red aún más segura, armónica y útil. 


5. Terminar el súper. Hemos estado ahí también: olvidaste la pasta, llevaste todo para la comida menos la bebida. Y tienes al lado el súper, pero también hay poco tiempo. El momento del cuidado perruno es la clave.